LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorriendo el algoritmo
de su octava de forma natural, y tuvieron el valor de hacerlo pese a tolo lo
que pudieran opinar de ello los demás, aun a riesgo de sus vidas y las de sus
familias a las que amaban y defendían como lobos acechados. Ahora, nosotros,
cobardes y egoístas, no nos atrevemos siquiera a levantar la voz por miedo a
que nos escuchen, y sepan que pensamos diferente, que nos atrevemos a imaginar
un mundo mejor, donde el hombre cumpla su propósito sin que nadie lo señale con
el dedo, donde nadie le discuta su decisión, donde nadie tenga que “mentir”
para ser aceptado, donde decir la verdad no sea tomado como un acto de soberbia
o descortesía, donde decir y hacer lo que se siente no sea un acto de rebeldía o
anarquismo, donde ser inocente y bueno no sea sinónimo de estupidez, donde amar
y llorar no sea sólo patrimonio femenino y encasillado en el romanticismo,
donde la ciencia no tenga miedo de decir las verdades que ahora sólo son dichas
por desconocidos, Morfeos anónimos en la red, y por decirlas son agredidos,
difamados, atacados, burlados como si por ello el mundo se acabara. Yo escuché
la llamada, y estoy cumpliendo mi propósito, siguiendo el algoritmo de mi
octava, pese a todo y contra todos, porque tengo la convicción y la certeza que
lo que pienso, digo y hago es lo correcto. Durante muchos años guardé silencio,
sólo hablando con mis seres queridos, hasta que me di cuenta que era un acto
egoísta, al no compartir con el mundo este conocimiento, esta realidad, este
universo que descubrí porque seguí mi octava. Realmente no me interesa si lo
que cuento es tomado como real o no, si me creen o no, si es realidad, imaginación o fantasía, sólo me interesa lo que esa información que transmito moviliza en
su interior, para que cada uno de ustedes encuentre su camino y su verdad, que
lo lleve a cumplir
su propósito y poder encontrarse con su
Ser
, el único que le puede mostrar la verdad. Sólo tienen
que creerse a ustedes porque son los únicos testigos de su existencia y su
realidad, porque no pueden mirar por mis ojos, ni los de nadie, sólo por los suyos, y sobre todo
porque son su propio universo.
En mi algoritmo, y el de este espacio,
ha llegado el momento de escuchar la llamada, que dice que es tiempo de
comprometerse. Sé que muchos de los lectores y seguidores son profesionales,
también sé que otros son miembros activos de ordenes esotéricas, otros
pertenecientes a las artes y la música, otros empleados, operarios,
comerciantes, miembros de las fuerzas de seguridad, policías, militares, ingenieros,
matemáticos, físicos, astrónomos, químicos, biólogos, médicos, políticos, abogados,
programadores, docentes, académicos, etc, etc, etc. Y sé que muchos de ellos
conocen y saben de qué hablo, aunque no se atreven a decirlo. Hace un tiempo
que estamos preparando un espacio alternativo para mudar en su momento el blog,
un espacio nuestro, y cuando digo nuestro digo mío y de ustedes, donde nos
podamos expresar sin que las nuevas políticas de Google nos limiten y la
censura de Internet sea menos notoria, en ese espacio habrá un lugar para
comprometerse de forma activa con el cambio de paradigma y arquetipos,
desarrollando y  demostrando todos los
conceptos expuestos en este blog durante este tiempo, de forma que tengan una
base comprobable y aplicable. Así que: Convoco a todo aquel que tenga los
conocimientos necesarios en cada materia, tema y área, para estudiar,
desarrollar y exponer, las comprobaciones científicas de lo aquí expuesto, para
poder ser utilizadas por quien quiera para el desarrollo interior y exterior del hombre, para el bien del prójimo y de la humanidad.

Este conocimiento que expongo en los artículos, no es nuevo,  pues esto se conoce a niveles de la elite desde los años
50’s o 60’s, y en el ámbito científico es un secreto a voces, pertenece a la
verdadera ciencia, es conocido por
muchos, e ignorado por todos, y sé que aunque muchos lo conocen y saben más que
yo, no se atreven a divulgarlo por temor a ser señalados, a ser ridiculizados. Sé
que ahí están, leyendo en silencio. Hagamos entre todos el comienzo de la nueva
Matrix. Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de
la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros
padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes
ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como
espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para
cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos
quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a
iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros,
a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al
perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo
de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros
mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran
algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado,
y el será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el
que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su
propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida. Cristo le
dijo a Lázaro, “levántate y anda” pero no se lo dijo al cuerpo, se lo dijo al
Ser, y éste levantó el cuerpo con el poder del espíritu porque escuchó la
llamada y descubrió su propósito. Vivir!! Sean Lázaros resucitando de entre los
muertos para vivir entre los vivos, aquellos que despertaron a la vida porque
manifestaron a su Ser.



Sé que es difícil dar el primer paso, y temo que no se atrevan a comprometerse al nivel
que pido. Un profesional aunque comparta y sepa por ejemplo, que el vaet (vector
angular espacio temporal) de la materia, existe y determina que el presente sea
el presente, o que la luna es artificial, y hueca igual que la tierra, o el sol un generador electromagnético de energía punto cero, no se va a arriesgar a desarrollarlo,
y ser señalado por sus pares como un físico, astrónomo o geólogo irresponsable, fantasioso y poco serio. No es lo mismo que lo diga yo, y presente las pruebas que dispongo, a que lo
diga y demuestre un profesional. Todo tiene que estar equilibrado y ser
coherente en pensamiento, palabra y obra. Está lleno de pensamientos y palabras,
pero muy pocos lo sustentan con las obras. En el camino de la cinta de Moebius,
los dos universos tienen que equilibrarse, si no, todo es más de lo mismo,
profetas sin tierras. Hay que trabajar en el interior, pero también en el
exterior para que la realidad no quede como siempre, en manos de unos pocos.
En estrategias de combate dije: 
«…la primera batalla a librar es con ustedes mismos, enfrentar sus miedos internos cuya energía usa el enemigo para mantenerlos conectados al servidor, manipulándolos y programándolos sin que siquiera se den cuenta de que esto esta sucediendo…En la nueva etapa ya casi desconectados del servidor la estrategia es clara, seguir funcionando como si estuvieran conectados, hacer su mejor trabajo como unidades de carbono, aún más perfecto que antes, sin que nadie sospeche que en realidad están desconectados, ir a sus trabajos, pagar sus deudas, comprar sus productos, etc, etc. y como buenos agentes ir infiltrándose entre las filas del enemigo para conocerlo y de a poco cubrir sus posiciones, pero todavía no estarán listos para enfrentarlo, porque llegado el momento no tendrán la certeza necesaria para lograr la valentía de pagar el costo que esto acarrea…Lograr ésto es suficiente por el momento, más adelante seguiremos viendo nuevas estrategias…». Pues llegó el momento de la nueva estrategia, la acción y el compromiso con el prójimo desde sus posiciones y puestos de combate.
No tengo todas las respuestas, tengo
trozos, flashes, piezas del puzzle, pero estoy seguro que juntos lo armaremos,
y nadie podrá decir que por lo menos, no intentamos ser un poco mejores que
ayer, divulgando con valentía e hidalguía, un pedacito de la verdad, para que
mañana nuestros hijos y nietos, tengan un mundo mejor y puedan decir con
orgullo, mis ancestros lo intentaron y lo lograron, entonces, ¿porque no
también nosotros? El futuro ya está aquí, sólo hay que manifestarlo, y ahora es
el momento. Seamos Humanos y sigamos la llamada interior, seamos Viryas y
luchemos por lo que queremos, un mundo nuevo donde la VERDAD, la LIBERTAD y la JUSTICIA,
sean las banderas que defendamos con la LUZ del Do, el AMOR del Ser, la PAZ del
Espíritu, y con la fuerza del VRIL del DO, manifestado por la EVA de nuestro
SER. Seamos familia y volvamos a reunirnos en nuestro hogar sagrado, nuestro
templo, alrededor de la mesa familiar, y levantando las copas brindemos por el reencuentro
en armonía y Amor, de todos aquellos Seres que tuvieron la valentía de escuchar
la llamada y cumplir su propósito para que todos volvamos a casa luego de la
larga batalla y la familia sagrada por fin vuelva a reunirse en luz, amor y paz.  



Contácteme

¿Te gustó este artículo? Compártelo.

Related Photos

No related photos.

LA LLAMADA

Todo proceso sea
en pensamiento, palabra u obra, iniciado en la creación, tiene un ritmo o
vibración manifestado sobre una matriz llamada octava. Esta matriz tiene un
determinado código o base algorítmica que rige su funcionamiento, como vimos en
el
secreto de las octavas I
y el
secreto de las octavas II
. Como todo algoritmo, éste
tiene un conjunto preestablecido de
instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar
una actividad mediante pasos sucesivos, para llegar a un estado final y obtener
una solución o destino (propósito). Esto tendría que ser el estado habitual y
natural del hombre, recorrer esa octava de forma precisa mediante las reglas
del algoritmo, cumpliendo de esta forma su destino o propósito en esta
existencia. ¿Qué pasaría por ejemplo si las abejas no cumplieran su propósito?
En lo particular, se perdería el equilibrio entre reina, zánganos y obreras,
ocasionando un caos en la colmena, y en lo general se perdería gran parte de la
vida vegetal por la falta de polinización y se extinguirían las abejas, además
de no disfrutar más del exquisito manjar de su miel. Igualmente nosotros
también tenemos un destino o propósito en lo particular, y un destino o
propósito en lo general como sociedad y especie. Como las abejas, al no cumplir
nuestro propósito nosotros estamos viviendo en el caos, destruyendo cantidad de
especies y camino hacia nuestra extinción.

Tengo ascendencia latina y germana. Mi
abuelo materno, militar y político español, republicano, gobernador e
interventor interino, antifranquista perseguido y refugiado hasta que escapa con su familia de España. Mi bisabuelo
paterno, ingeniero e industrial austriaco, colaborador del Reich en la primera
guerra mundial, exiliado y refugiado luego en Rumania, en donde nace mi abuelo,
típico germano de la época, 
nacionalista, inventor, desarrollador y técnico en comunicaciones, de donde luego emigran antes de la segunda guerra a un país
fuera de Europa, también nacionalista. Tanto uno
como otro, equivocados o no, siguieron sus convicciones porque escucharon la
llamada, defendiendo sus ideales con amor hasta su partida de esta realidad,
como muchos otros abuelos y padres de esa época, donde los valores eran
valores, y las convicciones eran honor, cumplieron su propósito recorrien